Causas de la depresión Post parto

Como siempre que hablamos de salud mental, no hay una sóla causa sino que es un conjunto de variables las responsables de que se origine un determinado trastorno. El caso de la depresión post parto, la enfermedad mental más frecuente en madres, no es diferente.

En primer lugar hay que clarificar qué queremos decir cuando hablamos de depresión post parto. Es habitual que todas las mamás pasen un período de “tristeza post parto” dónde son frecuentes la ansiedad, la tristeza, irritabilidad con accesos frecuentes de llanto o inquietud. Este período suele durar aproximadamente entre dos semanas y un mes. Es una reacción normal porque la mamá necesita un período de adaptación a su nueva situación y responsabilidad, generalmente esta tristeza va remitiendo a medida que la mamá se acostumbra al bebé y se va fortaleciendo el vínculo.

Cuando la tristeza post parto no desaparece o aparece tras el primer mes es cuando sí hablamos de depresión post parto y esta situación requiere de ayuda. Los síntomas de la depresión post parto son comunes a cualquier estado depresivo, es decir, un estado de ánimo triste o sentimientos de vacío acompañados de más síntomas como pueden ser irritabilidad, cambios bruscos de humor, problemas de sueño por exceso o defecto, problemas de alimentación, baja autoestima, sentimientos de culpa o inutilidad sobretodo ante la capacidad de ser buena madre, ansiedad, incapacidad para realizar tareas cotidianas, etc. En la depresión post parto se suele dar como síntoma frecuente además un rechazo del bebé o tener sentimientos ambivalentes muy contrapuestos pasando del rechazo a la preocupación extrema. Suele aparecer también temor a quedarse a solas con el bebé, sentimientos de incapacidad, ideas o temor de querer hacerle daño (que no se suelen materializar pero deben ser tenidos en cuenta).

Podemos dividir las causas en varios tipos según su origen, siendo la combinación de varias de ellas las que dan origen a la depresión post parto.

- Cambios físicos: el cuerpo de la mujer pasa por una serie de transformación a lo largo del proceso de embarazo y la labor del parto es un gran estrés para el cuerpo de la madre. En una sociedad acelerada como en la que vivimos, se exige que la mujer recupere su figura casi de inmediato cuando lo normal es que el cuerpo tarde un año en recuperarse y es normal que aún así queden marcas como estrias o flacidez. Este cambio se vive de manera ansiógena por muchas mujeres y los ejemplos de madres famosas que vuelven a la “normalidad” casi sin esfuerzo y de manera inmediata fomentan que el cuerpo tras el embarazo sea rechazado siendo un factor que afecta psicológicamente a la mujer y la predispone a la depresión.

- Cambios hormonales: igual que pasa con el físico, durante el embarazo y la lactancia se cambian los ciclos hormonales habituales lo que desemboca en una mayor sensibilidad, que es necesaria por otro lado para crear el vínculo con el bebé. Pero esta mayor sensibiliad también afecta a las emociones negativas, incrementando las sensaciones de ansiedad, miedo, inquietud, tristeza, irritabilidad… habituales en cualquier proceso de cambio.

- Personalidad: la personalidad antes de ser madre juega un papel fundamental como pronóstico a la hora de desarrollar depresión post parto. En general las mujeres antes de ser madres ya han experimentado otros cambios en su vida y la manera en cómo los han manejado dice mucho sobre su adaptación a su nueva situación como madre. Si frente a un cambio de trabajo, estudios, residencia, rupturas amorosas, imprevistos… has podido mantener la calma, buscar el lado positivo y te has adaptado sin grandes dificultades tu personalidad te protege frente a la depresión post parto. Si por el contrario los imprevistos te asustan, evitas los cambios y cuando estos ocurren te cuesta adaptarte tendrás más posibilidades de desarrollar una depresión post parto.

- Ambiente: junto con la personalidad es uno de los factores más determinantes a la hora de desarrollar o no depresión post parto. En los primeros meses de vida del bebé la madre es el referente, su principal labor es alimentar y cuidar al bebé proporcionándole tranquilidad y afecto. Para que la mamá pueda desarrollar esta labor tan importante, y que determinará el psiquismo del bebé para el resto de su vida, debe de tener un entorno que facilite su labor. Antiguamente en las tribus, todos los miembros facilitaban que la mamá sólo tuviera que encargarse de cuidar a la cría, siendo una responsabilidad compartida. Hoy en día a veces las mamás se encuentran solas, desbordadas, con parejas y gente cercana que no entienden su cansancio “si estás de baja” “¿cómo no te ha dado tiempo a limpiar?” “todas hemos salido adelante” “no sabes hacerlo o lo estás haciendo mal”. La mamá en esta etapa sólo debe preocuparse por el bebé y la pareja y resto de apoyo social deben repartirse el resto de responsabilidades porque no hay proyecto más importante que el establecer un correcto vínculo entre madre-hijo. Es muy importante dejar que la mamá busque su manera de hacer las cosas y ofrecer consejos y orientaciones sólo cuando la mamá así lo solicite.

Además de las causas anteriormente señaladas que son comunes a todas las mujeres, hay circunstancias especiales que pueden predisponer a la depresión post parto como son:

- Tener menos de 20 años en el momento de ser madre.
- No desear o tener sentimientos ambivalentes a la hora de quedarse embarazada.
- Consumo de alcohol y/u otras drogas.
- Haber tenido anteriormente o tener depresión, trastorno bipolar o un trastorno de ansiedad antes del embarazo.
- Tener un familar cercano que haya experimentado ansiedad o depresión.
- Mala relación de pareja o estar sola.
- Poco apoyo social.
- Dificultades económicas o de vivienda.

Lo importante a la hora de detectarse la depresión post parto es no culpar a la madre y buscar ayuda inmediatamente. Si la madre estuviera tan mal que no fuera capaz de acudir a consulta, hay alternativas como el acompañamiento terapéutico dónde un especialista acude al domicilio y ayuda a la madre y su entorno con la situación.

Desde Psicodinámicas te ofrecemos ayuda desde nuestra consulta situada en Villaviciosa de Odón, a traves de la psicoterapia online o la posibilidad de hacer acompañamiento terapéutico a domicilio. Te recordamos que la primera sesión es gratuita y el resto son 35€. Si necesitas información, resolver dudas o quieres contactar con nosotros, puedes hacerlo en los tlf: 634 648 398 / 611 400 393 o en el mail contacto@psicodinamicas.com

lactancia-mama-con-bebe

Related Posts

Comentarios no permitidos.