¿Qué es la bulimia?

La bulimia es un tipo de trastornos de la conducta alimentaria cuya principal característica es la presencia de atracones descontrolados de comida que generan culpa y malestar. A diferencia de la anorexia, la persona que padece bulimia puede no experimentar una bajada brusca de peso, siendo en ocasiones más difícil de identificar por el entorno.

Las principales características de la bulimia son:

Criterio A: Presencia de atracones recurrentes, dónde la persona ingiere una cantidad de comida desproporcionada en un espacio corto de tiempo y tiene la sensación de que no tiene control sobre su conducta.

Criterio B: Conductas compensatorias repetidas para evitar la subida de peso, como la provocación del vómito, el uso de laxantes o diuréticos, ejercicio desproporcionado,etc.

Criterio C: Estos episodios de atracon y conducta purgativa aparecen mínimo dos veces por semana.

Criterio D: Preocupación excesiva por el peso y la imagen corporal.

Criterio E: Esto no ocurre en el transcurso de una anorexia nerviosa.

La bulimia también se cataloga de leve a grave dependiendo del número de episodios purgativos que haya a la semana, siendo 1-3 episodios a la semana leve y 14 o más episodios grave.

Si hay ingesta o atracones de comida sin conducta purgativa se valora que estamos ante un problema de ingesta compulsiva o trastorno por atracón pero no de bulimia.

Como en el caso de la anorexia nerviosa, la bulimia se ve afectada por la presión social que hay para tener un cuerpo perfecto pero hay más factores que entran en juego.

En primer lugar hay que valorar que ha ocurrido en la vida de la persona, si ha habido uno o varios desencadenantes como ocurre en el caso de rupturas amorosas, problemas en las relaciones sociales o amistades, fracasos en los estudios o trabajo, dificultades en la familia, etc.

En el caso de las personas con bulimia la labilidad emocional suele mayor que en las personas con anorexia, siendo más impulsivas lo que puede predisponerlas a tener otras conductas de riesgo o a sufrir en las relaciones con los demás.

Como en otros trastornos de la conducta alimentaria, es importante valorar las relaciones familiares, las dinámicas que se establecen en la misma y qué lugar ocupa la alimentación y la imagen. Especialmente en los casos con adolescentes, la intervención con la familia es necesaria para producir la mejora del paciente.

¿Te sientes identificado con alguno de estos síntomas? ¿Conoces a alguien que esté en esta situación? Es importante recordar que la intervención temprana es la herramienta más eficaz para evitar la cronificación y poder conseguir una recuperación. La terapia individualizada combinada con una intervención familiar o el acompañamiento terapéutico para los casos más graves son tratamientos eficaces para la superación de la bulimia.

Puedes contactar con PSICOdinámicas en los teléfonos 634 648 398 / 611 400 393, a través de nuestro formulario de contacto o del mail contacto@psicodinamicas.com

Recuerda que la primera sesión es gratuita y sin compromiso.

Bulimia

Related Posts

Comentarios no permitidos.