Terapia con Realidad Virtual

El mundo de la psicología avanza, descubriendo nuevos caminos y maneras de ayudar a las personas que sufren. Dentro del campo de las nuevas tecnologías también hay herramientas que ayudan al psicólogo en su labor, como es el caso de la realidad virtual.

La terapia de realidad virtual es uno de los más recientes avances e incorporaciones al mundo de la psicoterapia. Diseñada en un primer momento para trabajar con fobias específicas, como aquellas que surgen con los animales, su campo se ha ido abriendo para abordar fobias situacionales como el miedo a las alturas o el miedo a volar en avión; y a otras fobias más generales como la agorafobia dónde un amplio rango de situaciones puede generar ansiedad como el viajar en metro o estar en un centro comercial o la claustrofobia o miedo a espacios cerrados. En estos casos la realidad virtual genera entornos que permiten la exposicion a la situación temida pero de forma controlada, pudiendo abordar la situación poco a poco y con mediciones de la ansiedad a través de la sensación subjetiva del paciente y del biofeedback. La exposición se combina con tecnicas de relajación para aliviar la sensación de ansiedad y retomar el control frente a la situación temida.

Entre los problemas más demandados encontramos todas aquellas situaciones que tienen que ver con la ansiedad social que también se aborda a través de la realidad virtual, pudiendo afrontar situaciones de reunión en grupo ensayando la interacción con otras personas. También se aborda con esta técnicas dos de las situaciones más temidas por los estudiantes como son las conferencias en público o la ansiedad antes de los exámenes. La realidad virtual va evolucionando y nos permite también afrontar otros problemas como son el trastorno obsesivo compulsivo de miedo al contacto gracias a sus escenas sociales, de viaje y de contacto con animales.

Destacar los programas de relajación y mindfulness, indicados para personas con problemas de ansiedad generalizada, depresión y dolor crónico que ayudan a conseguir estados de relajación y focalización en el aquí y ahora. Estos programas están indicados como herramienta en la mayoría de pacientes e incluso lo pueden aprender los más jóvenes, siendo especialmente útiles para menores son problemas de ansiedad y falta de concentración y atención, como ocurre por ejemplo en el TDAH.

Por último la realidad virtual gracias a su inmersión total permite actualizar una de las técnicas más utilizadas en nuestros días para trabajar situaciones traumáticas o de fuerte carga emocional como es el EMDR. Esta técnica especialmente indicada para personas con vivencias traumáticas como ocurre tras un accidente, una separación dolorosa, una pérdida o duelo sin tramitar o simplemente situaciones que se han vivido cargadas de ansiedad, culpa o vergüenza. Incluso aquellas escenas o recuerdos más difíciles o dolorosos como los que acompañan a las personas víctimas de abuso psíquico, físico o sexual pueden ser abordados con éxito a través del EMDR.

Por supuesto la realidad virtual no constituye un tratamiento en sí mismo, es una herramienta más dentro de todo el dispositivo de intervención que se ajusta a las características del paciente.

¿Quieres saber más sobre la terapia con realidad virtual? ¿crees que puede ayudarte o alguien conocido con sus dificultades? Recuerda que los psicólogos de Psicodinámicas estáran encantados de atenderte y resolver todas tus dudas, ofreciendo una primera consulta gratuita y sin compromiso. Informate ya sobre esta y otras modalidades de terapia.

image

Related Posts

Comentarios no permitidos.