¿Qué es la depresión?

La depresión es un término que se escucha mucho en nuestros días. Pero es importante diferenciar lo que es la depresión de la tristeza, la frustración o un malestar pasajero.

La depresión se caracteriza por un estado del ánimo bajo o triste y/o la falta de placer e interés en actividades que antes si eran gratificantes de manera sostenida en el tiempo, no es algo puntual ni una mala racha. A este síntoma principal se le pueden unir otros como dificultades de relación (aislamiento o dependencia), trastornos del sueño (dormir mucho o poco), de la alimentación, falta de energía, tendencia al llanto o a descargas emocionales incontroladas…

En la depresión hay diferentes grados, desde la depresión ligera o distimia cuando la persona a pesar de tener un bajo estado de ánimo es capaz todavía de cumplir con sus obligaciones, hasta la depresión severaAdulto dónde el paciente es incapaz de realizar actividad alguna. Generalmente se da una progresión y no es extraño que una persona pase varios años en un estado depresivo leve antes de desarrollar un cuadro más grave.

También es importante a la hora de trabajar la depresión determinar si el paciente conoce las causas de la misma o no. La depresión exógena sería aquella dónde las causas están claras, como ocurre en situaciones de ruptura sentimental, acoso escolar o laboral, fracaso de un proyecto, etc. La depresión endógena es aquella dónde la persona nota caer su ánimo sin poder localizar una causa concreta, suele deberse a un conjunto de factores tanto internos (genética, esquemas personales, dinámicas de relación fallidas) como externos (situaciones que no son traumáticas en si mismas pero que por acumulación acaban afectando).

Por ejemplo una de las causas más comunes que originan depresión es el fracaso en las relaciones sociales por tener unas expectativas erróneas o crear dinámicas de relación tóxicas que se normalizan. La persona puede pasar años acumulando frustraciones antes de desarrollar los síntomas depresivos más graves y no es consciente de dónde está el problema, cómo se ha originado y cómo efectuar un cambio. La falta de límites en las relaciones es una de las causas más frecuentes de depresión.

El mejor tratamiento es la prevención, acudir al psicólogo cuando la depresión aún es leve es la mejor manera de evitar un empeoramiento que puede llevar a la incapacitación de la persona e incluso poner en riesgo su vida. En la psicoterapia se evaluará cuáles son las causas de la depresión y durante el tratamiento se trabajará para transformar la perspectiva del paciente adoptando dinámicas más funcionales.

En los casos de depresión severa es conveniente el tratamiento conjunto con fármacos, siendo necesarios puntualmente como ayuda a la psicoterapia. En la medida de lo posible se debe evitar la cronificación del uso de medicación para evitar problemas de dependencia, tolerancia y efectos secundarios, además de que en ocasiones la medicación enmascara los conflictos que producen la depresión pero no los resuelven.

¿Te sientes identificado con alguno de los síntomas que acabamos de describir? ¿conoces a alguien que esté en esta situación? Contacta con nosotros para informarte (634 648 398 / 611 400 393 también whatsupp), recuerda que puedes acudir a nuestra consulta de psicología situada en Villaviciosa de Odón o a través de la psicoterapia online.

Related Posts

Comentarios no permitidos.