Una de las cuestiones más difíciles a trabajar en terapia de pareja es la pérdida de la chispa o dicho de otro modo, la duda de si amo a mi pareja o si la relación se ha convertido en otra.
+ INFO